En caso de que, como Prestatario, no reembolses la cantidad adeudada en el plazo requerido, y tras recibir notificación por nuestra parte (Prestamista), se te cargarán unos intereses de penalización del 0,033% por día, por cada día de demora en el pago, calculado sobre el Importe total Dispuesto adeudado e impagado en la fecha de vencimiento, hasta el reembolso de al menos una cantidad mínima mensual (15% del límite de crédito).

La falta de pago total o parcial del préstamo en la fecha acordada puede dar lugar a otros inconvenientes, como pago de gastos adicionales, asociados a acciones de recobro, o bien a construir un historial crediticio negativo en bases de datos externas o empresas como Equifax con la que trabajamos, rescisión del contrato, procedimientos judiciales o ceder de la deuda a otra entidad. Además, si no recibimos los pagos acordados, también realizamos actividades de recobro de deudas a través de llamadas telefónicas, sms y/o correos electrónicos, lo que produce una situación incómoda.

Recuerda que construir un historial crediticio favorable puede hacer que tu vida sea más fácil, especialmente para decisiones importantes de la vida e imprevistos. Por eso es tan importante hacer los pagos en el momento debido. Comienza a construir tu futuro financiero, uno sin problemas y sin estrés.